Fernando va acostumbrándose a su nueva vida

Fernando Lavalle

Paciencia y buen humor. En esto se resume la actitud que Fernando ha logrado adoptar.  Ya no hay desesperación en él, hay definitivamente deseos enormes de salir adelante y lograr, dentro de lo que su condición de ataxia cerebelosa permita, independencia en sus acciones:  tratar lavarse los dientes, intentar vestirse, esforzarse para no derramar el vaso con agua ni regar la comida de la cuchara, entre otras actividades diarias.

“Tengo más ganas de comer, tengo más hambre que antes, quiero estar bien porque quiero hacer cosas con mi hijo.  Extraño mucho caminar, ir de acá para allá.  Es muy feo sentir que no coordino mi pasos, que no tengo equilibrio y que estos mareos horribles no se van”.

Cada día sus terapias físicas refuerzan mucho el control de sus movimientos. Sin embargo, su habla tiene muy marcada la voz escondida, la dificultad en pronunciar y entonar. Ya es bastante seguro que el progreso referido al tema puntual del habla llegó a su fin, es decir, ya se puede mencionar una secuela en el área del habla y lenguaje.

Asimismo, en el tema auditivo, solo escucha por su oído derecho y, del otro, tan solo un zumbido constante, más nada.  En general todo esto es lo que se esperaba luego de las condiciones gravísimas y el estado de coma que vivió.

Lo que resta del 2013, se trabajará en el reforzamiento de los ejercicios diarios de rehabilitación física; mantener siempre su buen espíritu y sus fuerzas; sus sueños y anhelos; Fernando sabe que tiene que cambiarlos, que no pueden ser los de antes, pero que no por eso tienen que ser pequeños o pocos, sino solo distintos. Hay también que cuidarle mucho su diabetes, tener siempre controlada su azúcar, su alimentación en general.

“En casa Fernando, mi hijo y yo ya nos acostumbramos a nuestra nueva vida, sabemos que, como familia, los tres estamos juntos; en cuanto a juegos, saltos, paseos, salidas, de “upas”… Salvador sólo cuenta conmigo”, afirma Anghelina, su esposa..

Asimismo, la señora Lavalle afirma que su hijo “es una bendición, su sonrisa es energía inagotable para avanzar.  Su amor es nuestro mayor regalo y, a pesar de sus 4 años, entiende que su papito lindo está en cama y allí ambos se dan mucho cariño.  Seguiremos luchando siempre, de la mano con Dios y con toda la fe para esperar en Dios”.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Fernando va acostumbrándose a su nueva vida

  1. ericka dijo:

    mucha fuerza fernando y para tu familia…. seguiremos siempre con las oraciones… saludos de tus vecinos de la Avenida A. Talara

  2. Javicho dijo:

    Fer un abrazo voy a Ti hermano tu puedes, recibe un fuerte abrazo. saludos de Javicho desde la isla del encanto. Siempre recordare las JUERGAS de talara jajaja así que hombre vamos dios y todo la gente esta contigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s