“Hay que seguir rezando para que Fernando no pierda la fe”

Afrontar una enfermedad es un proceso largo y cansado, tanto para el paciente como para la familia. Hay días en que parece que las fuerzas abandonan, incluso, al más fuerte.

Estos últimos días, cuenta Anghelina, su esposa, la actitud de Fernando no ha sido de las mejores: “cuando nuestras amigos nos llaman para preguntarnos qué necesitamos yo les digo que Fernando necesita mucha oración para tener mucha fe y esperanza porque, de lo contrario, todo será más trabajoso y lento”.

Las semanas de recuperación avanzan lentas. Aunque su esfuerzo es digno de elogiar, sigue presentando problemas para mantenerse de pie, siente vértigos, mareos, inestabilidad, falta de equilibrio y coordinación debido a la secuela en el cerebelo. Cabe la posibilidad que su cerebelo esté en un proceso de adaptación y mejore, paulatinamente, en las próximas semanas.

Los terapistas trabajan mucho el tronco, espalda y abdominales para que la marcha futura sea buena y sin mucho secuela.

Según los partes médicos, esta semana Fernando afrontará nuevas evaluaciones con el fin de conocer su progreso y su programa de ejercicios para noviembre.

“El director del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) habló con Fernando y le dijo que deje de lado la angustia, que todo depende de él y de su fuerza de voluntad”, cuenta Anghelina quien añade que los ejercicios han sido reforzados en casa para mejorar su estabilidad y pueda, en algún momento, superar el vértigo y la sensación de temblor en su cuerpo.

Ángel de la guarda

Con Salvador, su hijo, todo va muy bien. Entre él y su papá hay mucho amor. Fernando recibe masajes de Salvador en el rostro, ejercicio que le permitirá relajar sus músculos faciales y mejorar el habla.

Anghelina cuenta que la oración seguirá siendo su mejor arma para seguir encarando la adversidad; por ello, pide seguir orando: “En las noches, los tres nos reunimos en la cama, nos abrazamos y Salvador nos hace reír con sus ocurrencias; a veces hacen dúo de canto con su papá. Dios nos tienes que mirar y saber que tenemos mucho amor. Gracias a todos por sus oraciones. No dejemos de rezar”.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Hay que seguir rezando para que Fernando no pierda la fe”

  1. Brenda Cerro dijo:

    FerNando y familia; soy Brenda, la hija de una de los compañeros de terapia intensiva en el hospital Ángeles en la ciudad de México; mi mamá estaba ahí junto a tí y en la sala de espera pude ir conociendo su caso, los vi en las noticias y mis oraciones fueron incrementando se más, me quede con la noticia que se fueron a la Raza, e investigando en internet llego la buena noticia de que pudieron regresar a Perú; he estado leyendo su avance y me da muchísima felicidad, he de confesar que hasta llore de la emoción, quiero que sepan que ustedes son un acto de amor, del amor de Dios, de fuerza, de vida, sigan luchando con todo! Les mando un fuerte abrazo desde México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s