“Ya acepté que mi esposo no se recuperará más de lo que está”

Corrió otro mes más del año y son pocos los avances en la salud de Fernando Lavalle. “Parece mentira que mientras en la primera etapa –setiembre 2012 a feb 2013– se veían notoriamente los logros, hoy no es la misma historia. Ya es muy lamentable enfrentarse a las secuelas definitivas del infarto cerebeloso”, afirma, muy resignada, Anghelina de Lavalle.

La señora Lavalle señala que la recuperación de su esposo no se dará como todos esperábamos: “Ya lloré mucho y ya acepté que mi esposo no se recuperará más de lo que está, pero él aún no acepta esto y prefiere creer que todo es un mal sueño. Ahora es importante mejorar su salud mental porque su discapacidad le crea una frustración enorme que desemboca en depresión”.

Las recomendaciones médicas afirman que Fernando necesita una ayuda de salud mental muy intensa pues es imprescindible que entienda y supere el trauma emocional que le impide ser como era antes. Incluso, los médicos recomiendan que sea asistido por un psiquiatra. “Por el momento, Fernando está totalmente reacio a recibir este tipo de ayuda”, afirma Anghelina.

Esta situación, comenta Anghelina, es un trago amargo que se le hace muy complicado explicarle a su esposo: “Yo confío que Fernando se convencerá que la vida es linda aún en su situación y que él es mucho más que caminar y trabajar. Sin embargo, yo que lo conozco hace más de 13 años, sé que el proceso será muy difícil pues él está en la etapa de la ira después de un evento psicológico traumático”.

Visita al neurólogo

Hace dos semanas, Fernando tuvo consulta con su neurólogo, el Dr. Jorge Carmona. El médico le indicó que debía cambiar la medicación a fin de controlar los insoportables mareos y vértigos que le dificultan, de sobremanera, disfrutar de lo más mínimo: sentarse, ver televisión, salir en el taxi a dar una vuelta. Sin embargo, este cambio de medicamentos no funcionó y se tuvo que regresar a la medicación anterior.

Por otro lado, las terapias seguirán intensivas tanto de habla, de rehabilitación física y ocupacional. Los especialistas del hogar Clínica San Juan de Dios han tomado con mucha responsabilidad el caso y están siempre apoyándolo.

Fernando nos cuenta que la situación que vive es una carga muy pesada; incluso, aclara, que a pesar que muchos digan que se le ve recuperado, eso está muy lejano a la realidad: “No me siento bien, así no se puede vivir, no estoy tranquilo porque todo me da vueltas, y tengo que cerrar un ojo para no marearme tanto viendo acostado la televisión. Quienes me han visitado me dicen que me ven mejor comparando los meses pasados, pero yo que sufro día a día todo esto, me siento muy mal porque no se trata de cómo se me vea físicamente sino de los malestares, mareos y vértigos horribles que nadie los puede ver porque yo soy quien los siento”.

Asimismo, Fernando añade: “Sólo Anghe sufre conmigo pues ella está día a día, cada minuto, siempre con una linda sonrisa, animándome y viendo la mejor manera de avanzar en todo sentido”.

Oración y familia

En estos momentos difíciles y de resignación, el pequeño Salvador es la fuerza de Fernando. “Cada día está más lindo y amoroso con su papá, juegan en la cama, se abrazan, y conversan. Estos momentos son los que Fernando debe valorar mucho para poder continuar con este tipo de vida que Dios ha permitido para él”, comenta Anghelina.

Finalmente, la señora de Lavalle pide que no cesen las cadenas de oración: “Sabemos que muchas personas continúan orando por Fernando y nos siguen a través del blog; por ello, les pido que las cadenas de oración no sean sólo por su recuperación física sino para lograr su tranquilidad espiritual, su paz y su aceptación a su nueva y complicada vida de discapacidad”.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a “Ya acepté que mi esposo no se recuperará más de lo que está”

  1. Dentro del misterio que envuelven los caminos de Dios, se nos muestra claves exactas para no caer en la falta de cordura y la desesperanza, una es la aceptación y otra la esperanza, es importante no alterar el orden de estas dos claves, ya que la aceptación o resignación se admite en el tiempo presente para asimilar la situación actual y sus consecuencias y la esperanza se ubica en el futuro, de eso se alimenta del incierto, del cambio natural de las cosas, por que nada esta por sentado, el futuro es tan puro que ni existe. Lo que existe es el presente, aprender a aceptar el hoy y tener esperanza en el mañana, nos ayuda a lubricar nuestras luchas internas, nos motiva a continuar, solo tienes que recordar que en cualquier plano de nuestra vida siempre estaremos con Dios, aún así hasta cuando dejemos de escucharle.

  2. Marielena Ramírez dijo:

    Es muy fácil decirle a una persona que sufre que tenga paciencia, que todo saldrá bien al final, pero nadie puede sopesar el dolor de nadie porque cada dolor es diferente, la comunión de los santos es lo mejor que se puede ofrecer por Fernando, y estoy segura que la presencia y el amor de su esposa y su pequeño son su fortaleza. Ánimo familia Lavalle, Díos siempre enciende una luz cuando la oscuridad parece rodearnos; a partir de hoy Fernando estará en las oraciones de mi comunidad UNER (Unión Eucarística Reparadora).

  3. Cami Castro dijo:

    Fernando y Anghelina reciban un cordial saludo desde Bilbao-España a través de amigos en común tuve conocimiento de lo ocurrido, soy de Piura estudié con Jacky en el Colegio (Talara)y visité vuestra casa para estudiar y hacer las tareas; guardo gratos recuerdos de toda la familia. Te felicito Anghelina por ser una esposa extraordinaria, no tengo el gusto de conocerte personalmente pero veo que tu respuesta en la adversidad ha estado a la altura de las circunstancias. Fernando es un milagro de vida lo que ha logrado es increíble, esperen en el Señor nuestro Dios fuerza chicos¡¡ un abrazo fuerte

  4. Mercedes dijo:

    Querida Anghelina, soy amiga de Fernando, de las épocas en que viví en Talara, por lo que pude conocer de él y sobretodo el concepto que tiene la mayoría de sus amistades, es de ser un hombre con mucha tenacidad, y esa actitud Dios sabrá valorar, Tú Anghelina, por algo eres la esposa de un hombre asi, que le ha tocado vivir esta prueba, que estoy segura sabrá pasarla, nada hay imposible para Nuestro Padre Celestial, Ten mucha Fé y este blog, será un bálsamo para ustedes dos, para que no desmayen, para que siempre sientan que no están solos, mira que bonita familia que tiene hoy Fernando, tú una mujer buena que está con él a su lado ayudando y apoyándolo y ese niñito bello. Confía en Dios. El sabrá en que momento Fer, vuelva a retomar más facultades, todo es poco a poco, pero no desmayen nunca y sigue rogándole a Dios, con la Fé que sólo el amor puede dar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s